Hoy tocamos otro tema de esos que nos apasionan (aparte de las sesiones postboda en general y las postbodas en el extranjero en especial jejeje): la fotografía de boudoir, que también trasladamos al mundo nupcial.

Empezaremos por traducir la palabra boudoir que como bien sospecharéis no es de origen castellano, sino francés. Su traducción literal es “tocador”, es decir, hace referencia a la habitación y/o mueble donde las mujeres solían vestirse y maquillarse (y suelen, si lo tienen en casa). Y antiguamente, esta pequeña habitación también servía de punto de reunión para las damas, donde hablaban de sus asuntos femeninos en la intimidad.

En el mundo de la fotografía, esta tipología tiene bastante recorrido temporal; pero, sin embargo, en el mundo nupcial no es todavía muy demandada, aunque poco a poco estamos viendo un incremento notable en las peticiones de este tipo de sesiones de fotos. ¡Y nosotros encantados! Ya que pensamos que es un plus para enriquecer el reportaje de boda, y le da un toque de originalidad.

Este tipo de sesiones de fotos se hacen con al menos un mes o dos de antelación a la boda, cuando ya la novia ha elegido y comprado su preciosa lencería nupcial y los accesorios que llevará mientras se peina y se maquilla el día de la boda. Todo con la máxima elegancia , nada de poses burdas o groseras, todo de un modo sencillo y fino con el que puedas sentirte sexy y segura de ti misma.

Se hace con este tiempo porque normalmente estas fotografías forman parte de un regalo sorpresa para el novio: se las entregará la última noche que pasen como prometidos, en la que es tradición dormir separados.

¡Y por supuesto, es una gran experiencia fuera de lo habitual para la novia, y al paso de los años será un bonito recuerdo para ambos!

Si estás pensando en contratar la sesión de boudoir como parte de tu reportaje de bodas te recomendamos lo siguiente:

  • Contáctanos por privado para que sea una sorpresa!¡Primordial!
  • Lo ideal sería contar con una habitación de hotel que tenga al menos un par de espacios diferenciados, para poder hacer fotos en distintos lugares. ¡Un airbnb coqueto también funcionaría!
  • No es necesario el maquillaje ni el peinado excesivo, ya que buscamos siempre la naturalidad. ¡Los tonos nude nunca fallan! Pero por supuesto, sé siempre fiel a ti misma.
  • No te olvides de, además de tu lencería de novia, llevar otras prendas que seguramente necesitarás el día de la boda: bata, zapatillas, tus zapatos de novia… Podrías usar el velo, o incluso tu tocado boho, ¡u otros complementos que vayas a usar el gran día y que ya tengas preparados!
  • Sacúdete los complejos: Todos somos perfectos a nuestra manera y únicos, pero si hay algún aspecto que no te gustaría mostrar, háznoslo saber para elegir los mejores ángulos, y así disimularlos, centrándonos en potenciar lo que desees. ¡Es una sesión de fotos para disfrutar, para conectar con tu lado más sensual!
  • Déjate llevar, sé tú misma, teniendo plena confianza de que estas fotos serán privadas, y sólo las enseñarás a quién tú quieras. No las publicaremos en ningún medio sin pedírtelo expresamente, y siempre que nos des tu consentimiento para ello. Como verás en esta publicación no hay gran variedad de fotos, debido a esto mismo, a la protección de la intimidad y privacidad de nuestras novias.

Una vez tengas tus fotos boudoir, podrás elegir en qué formato entregárselas a tu futuro esposo: en un precioso pen con una presentación elegante; en una caja con pen y algunos prints, o incluso en un pequeño álbum profesional con las mejores fotos de la sesión.

Sin lugar a dudas el novio quedará sorprendido por este regalo original, y apreciará estas fotografías que seguro no esperaba, hechas con gusto, de su futura esposa, y que disfrutará esta última noche de soltero en la intimidad, ¡como preámbulo de vuestro gran día!

Y ya por último, nos despedimos deseándoos una feliz Navidad, a pesar de las extrañas circunstancias de este año, y ante todo, ¡un próspero año 2021!

¡Un abrazo Bohèmios!

Commentarios:
Añade tu comentario...

5 × dos =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE MENU