DAILY STORIES

Cómo elegir a tu fotógrafo de boda

5 abril, 2021 / Blog
OPEN

¿Realmente, qué importancia tienen para vosotros vuestros recuerdos?

Llega el momento de pensar en buscar el fotógrafo para tu gran día… La mayoría de las veces sin tener mucha idea del tema en cuestión.

Podríamos vernos tentados de aceptarlo como regalo de parte de algún invitado o familiar…. Así nos ahorramos tanto lío, y, además, rechazar esa oferta…. Está feo.

También podríamos ir al fotógrafo del pueblo, porque bueno, es conocido, y le ha hecho las fotos a tu prima, a tu amiga, a tu vecina…

¿Y si le pido el favor al primo de mi novio que tiene una cámara réflex? Total, si son cuatro fotos….

O contratar a aquél fotógrafo que vimos en la web de proveedores de boda, donde enviamos más de 100 solicitudes de presupuesto, y que ofertaba el día completo de la boda por 300€ con el álbum incluido. Porque bueno, hay que mirar el presupuesto.

O mejor aún, a ese fotógrafo de bodas que descubrí en Instagram, y que tiene un perfil maravilloso, con fotos sacadas de un cuento de hadas en distintos lugares del mundo. ¿Serán realmente bodas?

Y es que, actualmente existe una amplia oferta de fotógrafos en todas las ciudades, vivamos donde vivamos. Y, además, muchos fotógrafos también hacen bodas fuera de su ciudad, e incluso fuera del país donde están basados… Con lo cual, las opciones se multiplican hasta el infinito.

Y todo acaba siendo un tremendo lío.

Y entonces, ¿qué ocurre? Pues que podríamos dejarnos llevar por una de las anteriores opciones. Craso error.

La elección del fotógrafo de boda no debe hacerse a la ligera, por comodidad o por ahorrar en el presupuesto.

Y siguiendo con lo anterior, os explicamos:

  • Es súper importante que os involucréis en la búsqueda de vuestro fotógrafo de bodas. Porque no todos los fotógrafos trabajan igual, no con todos tendréis feeling que haga que todo fluya en un día de nervios, y por supuesto, no todos tendrán el mismo estilo de fotografía. Es por esto que no debéis aceptar como regalo de boda una parte tan importante de vuestro día; Vuestros recuerdos. ¿Por qué? Pues porque normalmente este ofrecimiento incluirá la aceptación de un fotógrafo que no ha sido elegido por vosotros, y sin que ni siquiera tengáis una entrevista para ver qué tal es y si su estilo es de vuestro gusto,… Y esto es sinónimo de fracaso.
  • Exactamente lo mismo ocurre con el fotógrafo que le hizo la boda a tu prima, hermana, amiga…. No bases tu elección en la “tradición”, o en la “comodidad”, sino en que realmente tenga el estilo atemporal que buscáis en vuestro reportaje de fotos, en que no haga uso de poses forzadas y anticuadas…. En que haya química entre vosotros, y que huya de los estereotipos, estando abierto siempre a probar nuevas ideas.
  • De todos los errores que se pueden cometer, sin duda, encomendar el reportaje de boda a alguien sin experiencia, es el peor. Hemos tenido algunas parejas en nuestro estudio pidiendo que les “arreglásemos” las fotos de la boda (o incluso el vídeo de boda), que les hizo un amigo íntimo del novio o el primo de la novia. Gente sin experiencia, con una cámara de fotos, que simplemente se dedica a disparar, sin la menor idea de composición, y por supuestísimo, de posterior edición fotográfica. O gente que sí que tiene experiencia en fotografía, pero no en fotografía de boda, sino en fotografía de paisajes, de naturaleza, de deporte… Y obviamente no saben cómo conducir a una pareja en este día de nervios, dónde colocarse, ni saben de la responsabilidad que conlleva el capturar momentos tan importantes, y que no se volverán a repetir. Además, en un día como éste, pueden surgir mil inconvenientes, y hay que saber cómo actuar para dar una solución rápida. Como nosotros solemos decir: no sólo somos fotógrafos de bodas; somos psicólogos, estilistas, sastres y bomberos…

  • El presupuesto. Obviamente la parte económica es algo muy importante en una boda, ya que celebrarla conlleva una gran inversión, y a la hora de contratar los proveedores de la boda es algo que todas las parejas tienen en mente. El dinero no es infinito, y, por lo tanto, hay que establecer prioridades. De nuevo volvemos a preguntar ¿cómo de importantes son vuestros recuerdos del día de vuestra boda? ¿Se le puede poner un precio a esos recuerdos? Nosotros pensamos que no, y que no se debe escatimar en el presupuesto para tu fotografía de boda, ya que cuando ese día que ha sido planeado durante un año o más, pase en un abrir y cerrar de ojos, lo único que quedará de él serán los recuerdos: tu reportaje de boda, esas fotografías. ¿De qué sirve gastar una pequeña fortuna en ese precioso traje de novia boho si el fotógrafo no supo captar su belleza e inmortalizarla? Para comenzar, elegid sólo los fotógrafos que realmente vayan con vuestro estilo para pedirles información, ya que una larga lista hará que os mareéis. No os dejéis llevar por los primeros puestos en la web de proveedores, ya que normalmente no están en ese orden por las opiniones o la calidad, sino porque han pagado para estar en esa posición (¡ojo! y que no quiere decir que el que esté primero sea peor que el décimo… pero podría ser, así que, importante siempre ver su trabajo completo). Y desconfiad de precios irrisorios: ¡una boda no es un día de trabajo, son muchos días de trabajo! Ya que antes de capturar los momentos de la boda habréis tenido una, dos o incluso tres reuniones con el que finalmente será vuestro fotógrafo; y tras el gran día, quedarán muchos de revelado, selección, y edición; de diseño del álbum y la reunión para su visto bueno; y la entrega finalmente. Desafortunadamente en el sector de la fotografía hay un intrusismo bestial; gente que se compra una cámara y se lanza a la aventura, con resultado cuestionable, sin estar dados de alta como autónomos, sin ningún tipo de seguro; o peor aún, que llegue el día de tu boda y no aparezca por la razón que sea…. Super importante es que tu fotógrafo sea un profesional de la fotografía de bodas que sepa la responsabilidad que tiene fotografiar en un día así; que lleve más de una cámara por si se estropease una, y que además lleve un segundo fotógrafo para tener distintos planos y por si ocurre cualquier cosa (una indisposición de uno de los fotógrafos, no encontrar parking para llegar a tiempo a la iglesia,…). Evidentemente, si sumas todo esto y haces cuentas, sabrás quién es realmente un profesional de la fotografía de bodas y quién no.
  • Y por último, es muy importante pedir ver bodas completas a ese fotógrafo que nos ha maravillado con su perfil en Instagram. Ya que hay veces que esos fotógrafos no son fotógrafos de boda, sino que más bien, pretenden que tú creas que lo son. Y todas esas preciosas fotos no son más que editoriales, donde ha trabajado un gran equipo detrás, con todo medido al milímetro y con una pareja de modelos: trajes de boda de diseño, hora con luz perfecta para evitar cualquier tipo de sombra, decoración espectacular… Fotos “pactadas”más propias de un reportaje de moda que de boda, no por ello feas, sino, simplemente, “irreales”. Ya que en una boda hay que capturar el momento, tener la agilidad de ver algo antes de que pase y estar en el lugar apropiado en el momento justo. Y este tipo de fotógrafos, carecen de esa sensibilidad y experiencia, y, por lo tanto, sus reportajes de boda serán completamente distintos a lo que muestran en las redes, con el resultado de la decepción por parte de la pareja, al obtener un reportaje que no se corresponde a lo que han visto o se les ha querido vender.

¡Con todos estos consejos, esperamos que elegir a vuestro fotógrafo de bodas sea coser y cantar!

Un abrazo, Bohèmios!!

Coronavirus y bodas un año después

23 marzo, 2021 / Blog
OPEN

Hoy venimos a hacer una de esas entradas de post que nos salen del corazón, y que reflejan 100% nuestros sentimientos y pensamientos en cuanto a un tema.

Este mes de marzo se cumple un año en que nuestras vidas dieron un vuelco, y se quedaron del revés. Incertidumbre, frustración, pérdida de familiares, pérdida de calidad de vida (con todo lo que engloba), miedo…. Tantísimos sentimientos en tan poco espacio de tiempo.

Tras el annus horribilis de 2020, comenzamos el 2021 con esperanza e ilusión, y sobre todo con muchas ganas de boda, y de hacer lo que nos apasiona. Porque para nosotros celebrar una boda no es sólo una fiesta hasta altas horas de la madrugada, es símbolo del transcurso de la vida: la vida sigue, el amor sigue.

Gracias a los avances en la vacunación, a las medidas para frenar la propagación del virus, y también creemos al paso del tiempo en general, empezamos a ver un cambio de mentalidad en las parejas, ya que muchas empiezan a entender que no se puede estar aplazando eternamente los planes de vida, y este pensamiento les lleva directamente a la adaptación.

¿Qué recomendamos a las parejas para este 2021?

  • Ante todo, que no aplacen su boda, siempre que las medidas permitan celebrarla efectivamente. Que no aplacen su proyecto de vida, su vida en común. ¿Por qué? Porque la vida es ahora, el momento es ahora. Porque quizás el año que viene te falte alguien realmente importante, ya que la vida sigue, como decíamos, para bien y para mal. Caso real de un par de parejas, que han perdido a seres queridos, y que ahora nos escriben que ojalá hubiesen celebrado su boda el año pasado. Con más o con menos invitados, pero con ESA persona presente. Al fin y al cabo… ¿qué es lo importante? ¿casarse con muchos invitados, o que estén las personas que realmente queréis en vuestra vida? Eso es lo que no debe faltar en tu gran día, el resto, aunque quizás distinto a como lo tenías pensado, será perfecto.
  • Para mayor seguridad, organiza todos los momentos que puedas de tu boda al aire libre. Seguro que hay sitio de sobra en esa preciosa hacienda para bodas que elegiste en su día. Tanto si es una boda en verano como en invierno, siempre habrá multitud de soluciones para resguardaros del clima: carpas, haimas para bodas, estufas de gas para exterior, … Está comprobado que el riesgo de transmisión es bajísimo en espacios al aire libre, y manteniendo la distancia de seguridad. Quizás tengas que redistribuir el seating plan para adaptarte a las medidas; lo mejor es no juntar distintos grupos de convivencia en una misma mesa. Y sería un buen detalle obsequiar a vuestros invitados con un chal o una mantita para la velada, si es una boda de invierno; o con unos pai pais personalizados, si es en verano (un regalo para invitados de boda práctico, bonito, reutilizable y original).

  • Disminuye el número de invitados de boda. Realmente, antes del coronavirus, la tendencia era de bodas medianas, sobre unos 180 invitados de media. Actualmente, en Fase 2, permiten 150 invitados al aire libre. ¿No te parece un número perfecto? Reducir el número de invitados trae numerosos beneficios en cualquier momento (más ahora), como, por ejemplo, el que la pareja no esté agobiada de un lado para otro sin poder llegar siquiera a hablar con todos ellos. Y, de paso, reducimos el coste del catering 😛 .
  • Relajaros en cuanto a cómo va a salir vuestra boda. Esto era un tema que preocupaba mucho el año pasado a las parejas, pero la realidad fue que las pocas parejas valientes que finalmente decidieron celebrar el año pasado, se casaron con una casi total normalidad. Y nota importante: tras haber recogido su reportaje de fotos y el álbum de bodas, todas coinciden en que volverían a celebrarla con las mismas condiciones, y que no les faltó de nada. Que fue una boda perfecta.

¿Y para esas parejas que van a empezar a organizar la boda?

Ya sea para 2021 o para otros años, prácticamente los mismos que para las parejas que ya tienen fecha de boda cerrada para 2021, pero en concreto, ser conscientes de que la situación ha cambiado, y de que hay ciertas restricciones que no sabemos hasta cuándo estarán vigentes, y que no tienen por qué ser algo “malo” per se. Si estás planeando casarte en 2021, 2022 o 2023 ya no te cogerá de sorpresa todo este asunto, y podrás construir desde cero un plan para celebrar la boda.

  • Elige tu lugar de celebración de boda con bonitos y amplios espacios, para poder guardar las medidas de seguridad en todo momento. Si los espacios interiores tienen puertas y/o ventanas que se puedan dejar abiertas y ventilar, ¡mejor que mejor!
  • Elije con tiempo la fecha de la boda, ya que tanto 2021 como 2022 están llenos de bodas aplazadas… Y por lo tanto, sobre todo los sábados, escasean. Es algo que afecta a todos los proveedores del sector nupcial.
  • Da por hecho que será una boda, en el mejor de los casos, mediana: 150 invitados a lo sumo. Pero como decíamos antes, esto no es malo. De hecho, una boda íntima puede ser tan especial como una boda masiva, pero mucho más acogedora: podrás invertir más en esa decoración boho que viste en Pinterest, en un catering más especial con platos gourmet, en tener un grupo de música o un solista que amenice toda la comida, tendrás más tiempo para tus invitados, para ti y poder disfrutar de tu boda sin estrés, disfrutando de la comida … A veces se piensa que cuanto mayor sea una boda, mejor es la fiesta, y no siempre esto es así. De hecho, las mejores bodas que recordamos, no llegaban ni a los 100 invitados.
  • Tendrás que adaptarte en cuanto a los destinos disponibles para vuestra luna de miel, ya que en algunos países exigen cuarentena a la llegada, en otros solo una PCR negativa, …. A nosotros nos encanta para organizar viajes la web Skyscanner, donde podréis consultar todos los requisitos de entrada a los distintos países. Eso sí, al haber menos turismo que antes, vayáis donde vayáis, disfrutaréis el lugar como nunca antes se podría haber disfrutado: playas del sureste asiático prácticamente desiertas, los canales de Venecia solo para vosotros,…. O por qué no, descubrir o redescubrir los preciosos paisajes de nuestro país: la siempre bohemia Ibiza, nuestro caribe en Formentera,….

Y es que, a la vida, ¡siempre hay que verle el lado positivo!

¡Un abrazo, Bohèmios!

La huella musical de tu boda

5 marzo, 2021 / Blog
OPEN

¿Qué es la huella musical de la boda? Para ser sinceros, no sabemos ni siquiera si este término existe tal cual (nos encanta inventar), pero como melómanos que somos, nosotros lo definiríamos como “el recuerdo musical de la boda”, o “a qué suena la boda”…

¿No os ocurre que, al escuchar determinada canción o sonido, instantáneamente, os transportáis a otro momento, o a otro lugar? Y aparecen, como por arte de magia,todos esos recuerdos, algunos incluso ya olvidados, más vívidos que nunca….

Pues eso es para nosotros la “huella musical”. La música ayuda a recordar, y es un elemento de cohesión en la boda.

Evidentemente, jugará un papel decisivo los gustos de la pareja en la elección de la banda sonora de su gran día. Y por “gustos” no hablamos solo de gustos musicales, ya que la música cada vez va más unida al tipo de boda que se quiera celebrar, a la temática de la boda, a la decoración predominante, al ambiente que se quiera crear, e incluso al lugar de celebración.

¿Qué sería de una boda en el campo, con una ceremonia de matrimonio al estilo celta, sin una buena dosis de música celta? ¿O de una boda temática inspirada en Juego de Tronos, sin esa Canción de Hielo y Fuego, y toda la banda sonora de la serie?  Y para una boda estilo vintage inspirada en los años 20, en la que la novia lleve un traje de novia gatsby, ¡qué si no que una buena lista de reproducción de jazz y charleston!

Y aquí hay que darle la importancia que se debe a los proveedores de sonido de bodas:

DJ de bodas, con el que se deberá tener una reunión para aclarar qué música se usará en cada momento de la boda, e incluso sería de gran ayuda pasarle una lista de reproducción hecha por vosotros mismos para los momentos más importantes del día: la música para la llegada de la novia y del novio, los votos, los anillos, la música para la salida de los novios, y la de vuestro baile nupcial, por supuesto.

Música en directo para bodas: Ya sea para la ceremonia en iglesia o en una bonita hacienda para bodas. Hay de todos los estilos imaginables, y en todos los formatos: cantantes solistas para bodas como La Dame, grupos de pop rock, o incluso de música cubana, cuartetos de cuerda…. Y se pueden adaptar a cualquier momento de la boda, así como compaginar, si así se quiere, con el DJ para la fiesta.

Realmente es un concepto que nos encanta, ya que, cuando la pareja tiene en cuenta estos pequeños detalles, hacen de su boda una experiencia holística y original, por la que sus invitados la recordarán con el paso de los años como un todo.

Un abrazo Bohèmios!!

Tu banquete de boda

18 febrero, 2021 / Blog
OPEN

He aquí otra de las cuestiones super importantes en el gran día: la comida.

Como buenos anfitriones, los novios siempre querréis agradar a todos vuestros invitados de boda con las más ricas de las comidas, con los canapés más vanguardistas, con comida inspirada en algún rincón del mundo…. Para sorprender, para que al paso de los años recuerden lo bien que se comió en vuestra boda.

Así que, surgen muchas dudas en cuanto al catering, que debéis elegir con sumo cuidado, dependiendo de varios factores:

  • Tipo de comida: El hecho de querer un tipo de comida en especial hará que cerréis bastante el círculo de empresas de catering. La mayoría de ellas sirven comida tradicional, y cambiando el formato de presentación les dan un toque vanguardista. Si buscáis una comida de este tipo, será pan comido encontrar a vuestro proveedor de catering. Sin embargo, tanto si optáis por un menú vegetariano, como por uno donde el sushi y la comida internacional sea la estrella, el círculo se reduce bastante. Evidentemente, la elección del catering debe hacerse conforme a vuestros gustos y/o convicciones, pero también teniendo en cuenta que no seréis los únicos en comer ese día, por lo tanto, hay que incluir opciones para todos vuestros invitados, incluyendo menús para celíacos y otras intolerancias alimentarias (preguntad directamente a vuestros invitados).
  • Económico: El catering, junto con los lugares de celebración de bodas son los dos montantes más grandes de vuestro presupuesto de boda. Debéis tener en cuenta especialmente cuántas personas componen vuestra lista de invitados a la boda, ya que algunos catering penalizan si estáis por debajo de un número concreto…. Y ahora con el Covid19 y las restricciones en cuanto a número de invitados, las bodas están empezando a ser más íntimas para adaptarse a la nueva realidad; Entonces, nuestro consejo, sobre todo si tenéis un presupuesto ajustado, es que busquéis un catering que no os imponga penalizaciones por número.
  • Estilo de la boda: Cada vez son más los catering que optan por diferenciarse también con una decoración original: mantelería boho, copas vintage, vasos de cristal de colores, bajo platos de madera natural… También los hay que ya ofrecen opciones ecológicas en cuanto a todos sus materiales para cuidar el medio ambiente (esencial) y reducir la huella medioambiental de la boda. Y además, incluso hemos visto catering con camareros uniformados de formas distintas al habitual chalequillo y pajarita, optando por uniformes más informales, que quedarán genial en vuestra boda boho, o de estilo rústico y vintage.
  • Formato del banquete: Aquí hay que posicionarse: ¡o se es del Team Cóctel o se es del Team Mesa! 😀 . Es decir, si sois más de disfrutar de la comida tipo tapeo, de pie, interaccionando con todos vuestros invitados en una comida tipo cóctel; o sois más tranquilos y preferís comer de la forma tradicional, con una pequeña recepción tipo cocktail, para luego pasar a disfrutar de varios platos y el postre en mesa. Cada vez es más tendencia el tipo coctel fusionado, es decir, no hay primeros ni segundos platos, todo se sirve en forma de tapa individual o bien en distintos bufetes, pero a su vez los invitados disponen de mesas para poder sentarse y descansar si así lo prefieren. ¡Nos encantan!

Afortunadamente, como veis, hay una oferta brutal en el mundo del catering, donde podréis encontrar todo lo que se os antoje, pero sí que puede ser un quebradero de cabeza, así que para agilizar el proceso os recomendamos encarecidamente contar con una wedding planner que os ayude en la búsqueda de proveedores para boda, según vuestros gustos, preferencias y presupuesto.

¡Un abrazo Bohèmios!

CLOSE MENU