DAILY STORIES

Tipos de Bodas según Ceremonia, ¿cuál elegir?

15 enero, 2021 / Blog
OPEN

En esta nueva entrega del blog os vamos a hablar un poquito acerca de las tipologías de bodas según las ceremonias más comunes, y que por supuesto, no son excluyentes en principio de ningún estilo de boda, ya sea una boda de estilo boho, una boda rústica, boda clásica, ….

-Boda civil: Cada vez van ganando más terreno, y actualmente corresponden a un 80% del total de nuestras bodas bohèmias. Dan muchísima libertad a la pareja sobre dónde quieren realizar la ceremonia, y pueden ser una manera de ahorro en la planificación de la boda, ya que usualmente hacer la boda en el ayuntamiento es gratuito (una ceremonia en iglesia tiene un coste de 400 euros de media), y algunos ayuntamientos, como es el caso del Ayuntamiento de Sevilla, son preciosos y están bien localizados para hacer después el reportaje de recién casados. Si el ayuntamiento no os termina de cuadrar, siempre podéis realizarla (ya sea con un notario o con otra autoridad competente en la materia) en una hacienda para bodas con decoración boho, en la playa para una boda de verano, en un cortijo tradicional para bodas, en un airbnb con rollo para una celebración íntima, o incluso en un precioso campo o paraje para una boda rústica (¡sí, es posible! Pidiendo ciertos permisos y contando con la inestimable ayuda de unas buenas wedding planners para que nos os falte de nada, como es el caso de Esencia de Novia, Con Velo y a lo Loco, Weddings With Love…). Las bodas civiles, cuando se hacen fuera del ayuntamiento, también se suelen acompañar de ritos matrimoniales simbólicos, como la ceremonia de la arena, la ceremonia del lazo, la del vino…

-Boda religiosa: Este tipo de boda sigue siendo bastante usual, sobre todo en Sevilla y Andalucía, y más en concreto la boda católica. Pero vemos una tendencia a la baja, debido a ciertos factores, entre ellos, el económico, como comentábamos en el anterior párrafo. Pero también influye el hecho de que cada vez se pidan más requisitos para poder realizar la boda en una iglesia (cursillos prematrimoniales, comunión de ambas partes, confirmación incluso de los padrinos,…), y que en muchas iglesias cuentan con su propio fotógrafo y videógrafo, a los que te obligan a contratar (en algunas, pagando una suma extra, puedes llevar a tu fotógrafo, pero en otras, ni esa opción dan). Y habría que destacar otros impedimentos, como podría ser el horario más encorsetado, que la novia no pueda llevar un vestido de novia sexy, que es obligatorio tener padrinos de boda, que aceptan menos tipos de decoración que otros lugares, que hay un protocolo muy marcado que es necesario respetar ….

-Boda simbólica: Aquí se incluyen todas las ceremonias, llamémoslas, “no oficiales”, en el caso de que no se registraran legalmente. Pero, con normalidad, este tipo de bodas aúnan más de un tipo de ceremonia, en el mismo día, o en distintos. Es decir, el mismo día, en esa preciosa hacienda rústica elegida por los novios, se dan el sí quiero ante la autoridad del competente en esta materia, y acto seguido, un amigo íntimo introduce otra ceremonia elegida por los novios, como podría ser un rito vikingo; o bien, deciden casarse por lo civil en el ayuntamiento de la ciudad o en el registro civil, y al poco tiempo, se casan por el rito celta en un precioso altar natural, en compañía de sus amigos y familiares, en ese paraje elegido y acondicionado para la posterior celebración. ¡Este tipo de ceremonias son muy recomendables si quieres tener una boda temática!

Elopement Wedding: ¡La ponemos aparte porque lo merece!Las bodas de elopement son bodas realizadas normalmente fuera del propio país, con los novios como únicos asistentes, un maestro o maestra de ceremonias u oficiante de bodas y tus fotógrafos de boda, si queréis conservar ese precioso recuerdo (que esperemos que sí 😛 , ¡y nosotros encantadísimos de acompañaros! ).La verdad es que… ¡No podemos pensar en una boda más romántica que esta! Una pareja prometiéndose amor eterno, el uno al otro, sin más distracciones, y en un entorno de película, ya que son ceremonias que se pueden hacer, literalmente, en cualquier lugar del mundo: una ceremonia en una duna en el desierto de Marruecos, una boda en los Templos de Angkor Wat en Camboya, en pleno Central Park en NYC…. ¡Eso sí, sólo apta para parejas viajeras, aventureras, atrevidas y a las que no les importe el qué dirán! Nosotros pensamos que han llegado para quedarse, y que son una original alternativa en estos tiempos de covid19 con restricciones en cuanto al número de invitados en las bodas (eso sí, debéis informaros antes de los requisitos de entrada a los países o ciudades que barajéis, tales como pruebas pcr, cuarentena exigida, seguro médico…). Y poniendo la nota de humor: ahorraréis en catering, alquiler de hacienda, decoración, y además, ya podéis proseguir con vuestro viaje de luna de miel directamente jejeje 😛

Y para terminar, en cuanto a esto nuestro consejo es el de siempre: Es el día más importante de vuestra vida, así que haced la elección con la que realmente os sintáis cómodos y vaya más con vuestra personalidad, y no pensando en el gusto de familiares, ellos ya tuvieron su boda, y ¡ahora os toca a vosotros diseñar la vuestra y vivir la experiencia!

¡Un abrazo Bohèmios!

SESIÓN DE BOUDOIR NUPCIAL, Intimidad y Elegancia

24 diciembre, 2020 / Blog
OPEN

Hoy tocamos otro tema de esos que nos apasionan (aparte de las sesiones postboda en general y las postbodas en el extranjero en especial jejeje): la fotografía de boudoir, que también trasladamos al mundo nupcial.

Empezaremos por traducir la palabra boudoir que como bien sospecharéis no es de origen castellano, sino francés. Su traducción literal es “tocador”, es decir, hace referencia a la habitación y/o mueble donde las mujeres solían vestirse y maquillarse (y suelen, si lo tienen en casa). Y antiguamente, esta pequeña habitación también servía de punto de reunión para las damas, donde hablaban de sus asuntos femeninos en la intimidad.

En el mundo de la fotografía, esta tipología tiene bastante recorrido temporal; pero, sin embargo, en el mundo nupcial no es todavía muy demandada, aunque poco a poco estamos viendo un incremento notable en las peticiones de este tipo de sesiones de fotos. ¡Y nosotros encantados! Ya que pensamos que es un plus para enriquecer el reportaje de boda, y le da un toque de originalidad.

Este tipo de sesiones de fotos se hacen con al menos un mes o dos de antelación a la boda, cuando ya la novia ha elegido y comprado su preciosa lencería nupcial y los accesorios que llevará mientras se peina y se maquilla el día de la boda. Todo con la máxima elegancia , nada de poses burdas o groseras, todo de un modo sencillo y fino con el que puedas sentirte sexy y segura de ti misma.

Se hace con este tiempo porque normalmente estas fotografías forman parte de un regalo sorpresa para el novio: se las entregará la última noche que pasen como prometidos, en la que es tradición dormir separados.

¡Y por supuesto, es una gran experiencia fuera de lo habitual para la novia, y al paso de los años será un bonito recuerdo para ambos!

Si estás pensando en contratar la sesión de boudoir como parte de tu reportaje de bodas te recomendamos lo siguiente:

  • Contáctanos por privado para que sea una sorpresa!¡Primordial!
  • Lo ideal sería contar con una habitación de hotel que tenga al menos un par de espacios diferenciados, para poder hacer fotos en distintos lugares. ¡Un airbnb coqueto también funcionaría!
  • No es necesario el maquillaje ni el peinado excesivo, ya que buscamos siempre la naturalidad. ¡Los tonos nude nunca fallan! Pero por supuesto, sé siempre fiel a ti misma.
  • No te olvides de, además de tu lencería de novia, llevar otras prendas que seguramente necesitarás el día de la boda: bata, zapatillas, tus zapatos de novia… Podrías usar el velo, o incluso tu tocado boho, ¡u otros complementos que vayas a usar el gran día y que ya tengas preparados!
  • Sacúdete los complejos: Todos somos perfectos a nuestra manera y únicos, pero si hay algún aspecto que no te gustaría mostrar, háznoslo saber para elegir los mejores ángulos, y así disimularlos, centrándonos en potenciar lo que desees. ¡Es una sesión de fotos para disfrutar, para conectar con tu lado más sensual!
  • Déjate llevar, sé tú misma, teniendo plena confianza de que estas fotos serán privadas, y sólo las enseñarás a quién tú quieras. No las publicaremos en ningún medio sin pedírtelo expresamente, y siempre que nos des tu consentimiento para ello. Como verás en esta publicación no hay gran variedad de fotos, debido a esto mismo, a la protección de la intimidad y privacidad de nuestras novias.

Una vez tengas tus fotos boudoir, podrás elegir en qué formato entregárselas a tu futuro esposo: en un precioso pen con una presentación elegante; en una caja con pen y algunos prints, o incluso en un pequeño álbum profesional con las mejores fotos de la sesión.

Sin lugar a dudas el novio quedará sorprendido por este regalo original, y apreciará estas fotografías que seguro no esperaba, hechas con gusto, de su futura esposa, y que disfrutará esta última noche de soltero en la intimidad, ¡como preámbulo de vuestro gran día!

Y ya por último, nos despedimos deseándoos una feliz Navidad, a pesar de las extrañas circunstancias de este año, y ante todo, ¡un próspero año 2021!

¡Un abrazo Bohèmios!

¿Contratamos la Postboda?

7 diciembre, 2020 / Blog
OPEN

Comenzaremos por un secreto a voces: NOS ENCANTAN LAS FOTOS DE POSTBODA. Así, en mayúsculas. Creemos que no existe otro tipo de reportaje que nos guste más, o bueno, ¡sí! ¡Un REPORTAJE DE POSTBODA EN EL EXTRANJERO!

Pero, vayamos por partes, que este post lo vamos a dedicar a explicar en qué consiste este reportaje y a las ventajas de contratarlo como parte de vuestro reportaje de boda

La sesión de fotos de postboda como tal es relativamente joven, es decir, hasta hace poco casi nadie había oído hablar de ella, y pocos novios se planteaban contratarla. De hecho, aún hay parejas que dudan en hacer este tipo de fotos, y es por eso que vamos a dedicarle este post a sus bondades:

  • Es un reportaje que se hace a la vuelta de esa idílica luna de miel, tras un mes o dos como máximo de vuestra fecha de boda. Ya, sin los nervios y prisas del día, y con atención plena a vuestras fotos y a pasarlo bien, volviendo a rememorar los momentos vividos en vuestra boda. ¡Es como si aquél día aún no hubiera terminado!
  • Volveréis a darles uso a vuestros trajes de boda, “amortizando” la inversión realizada en ellos, que normalmente, sobre todo en el caso del traje de novia, suele ser bastante alta. Este reportaje es llamado en inglés “trash the dress shooting”, dando a entender que en este reportaje es cuando se da todo, sin miedo a que se estropeen los trajes ya que será la última vez que se usen, y hay que sacarles todo el juego para conseguir unas fotos espectaculares.

¡Y tenemos licencia para soñar, para crear, para divertirnos! En este reportaje podemos ir a cualquier sitio, hacer cualquier cosa, elegir la hora concreta para que la luz sea perfecta, ….Elegir un lugar especial por lo que representa para vosotros, siempre funciona: Una postboda en el extranjero donde os conocisteis, o donde hicisteis vuestro primer viaje como pareja; también pasear por el rincón que más os guste de vuestra ciudad y que frecuentéis, o incluso ir a hacer lo que más os guste: puenting, jugar una partida de bolos, un baño en vuestra playa preferida … En definitiva, y como decíamos antes, total libertad para crear las fotos de vuestros sueños.

Es en estas fotos donde podréis sacar vuestro “yo” más genuino, sin protocolos. Serán fotos muy naturales, donde no será necesario llevar exactamente lo mismo que el día de la boda (a excepción del traje). Se puede jugar con distintos complementos, dependiendo de vuestra personalidad, el sitio elegido, el tiempo atmosférico…. Por ejemplo: gorritos de lana y tocas para que esa novia boho no pase frio en su postboda invernal; esas zapatillas Converse o Dr. Martens para novios alternativos y que podéis llevar a juego, y que no os venza el dolor de pies ni esa cuesta tan empinada en una postboda en la naturaleza; un tocado distinto (una corona de flores, ¿quizás?) y peinado distinto, o incluso, ¡sin peinado para una postboda en la playa! Una chaqueta de cuero para esa novia roquera en su postboda en la ciudad, … En fin, esta sesión de fotos será para disfrutar, y que recordaréis durante toda vuestra vida por la experiencia que supone y las fotos que obtendréis.

  • El reportaje de postboda es también buena opción para esos novios que quieren disfrutar del banquete y sus familiares y amigos desde el minuto uno, sin perder tiempo en las fotos de recién casados o lo que solemos llamar los fotógrafos de bodas: fotos del paseo.
  • Desde nuestro punto de vista como fotógrafos, es donde van a salir las mejores fotos de pareja, por todo lo que hemos expuesto anteriormente. Es una sesión donde todo está pensado, desde el lugar y la hora para que la luz sea la deseada (por ejemplo la hora dorada), y además sin prisas ni nada más en la mente que hacer este reportaje y divertirnos.

Además, el reportaje de postboda, dará consistencia a vuestro reportaje de boda, siendo el punto y final de todo. Sobre todo, si tenéis pensado contratar el álbum de boda, es muy recomendable, ya que habrá una continuidad en el relato de vuestra aventura, dando mucha vistosidad y variedad al álbum.

Amenazamos con otro post sobre postbodas. ¿Hemos dicho ya que nos encantan?   😉

¡Un abrazo, Bohèmios!

La preboda ¿Es importante?

22 noviembre, 2020 / Blog
OPEN

Hoy vamos a dedicar nuestro post a una parte que consideramos muy importante para el reportaje de vuestro gran día: el reportaje de preboda.

Algunas parejas bohèmias se siguen asombrando de que afirmemos esto, pero cuando terminamos su explicación, más del 90% de ellas acaban entendiéndolo y finalmente se decantan por realizar este reportaje de fotos en pareja.

Como sabréis, los preparativos de la boda se suelen comenzar con bastante tiempo de antelación, a veces incluso años. Y es muy usual que una vez que se contraten los proveedores de la boda, no te vuelvas a reunir con ellos hasta poco antes del día señalado. Y con nosotros, los fotógrafos de bodas, incluso el mismo día.

Imaginaos la situación: una, dos o tres personas que prácticamente ni conoces y que la última vez que viste fue hace un año o más, haciéndote fotos en la intimidad de tu casa mientras te preparas para dar el sí quiero, con los nervios a flor de piel y las prisas del día. A esto se podría añadir que quizás seáis vergonzosos, que no os sintáis cómodos en general con las cámaras, que penséis “voy a salir fatal en las fotos, porque nunca salgo bien en ellas”, “no voy a salir tan bien en las fotos como la pareja que vi en la web del fotógrafo), o algo que solemos escuchar mucho “yo no soy fotogénico” … Y ya tenemos el cóctel perfecto para “sabotear” un poco el resultado final de vuestro reportaje de boda.

¡Pero tranquilos! ¡Que no cunda el pánico! Todo esto se puede evitar haciendo el reportaje de preboda, el cual se puede hacer en cualquier momento desde que formalizáis la reserva de vuestra fecha, hasta como máximo un mes antes del gran día. Damos este plazo tan amplio para que las parejas que viven fuera puedan organizar ese día, tanto para hacer su preboda en Sevilla, como para que nosotros nos desplacemos al lugar donde residen para hacer el reportaje allí (hacer la preboda en el extranjero es cada vez más usual, ya que muchos españoles emigraron, encontraron pareja y se asentaron fuera de nuestro país, y qué mejor recuerdo que inmortalizar toda esa aventura con un reportaje de preboda…. ¡O de postboda en el extranjero!). Y lo ideal sería, como dijimos antes, con un mes máximo antes del día de la boda, para que así tengamos tiempo para editarla y entregarla para que tengáis esas fotos antes de la boda y podáis comprobar por vosotros mismos que todo va a salir bien, y que todas esas fotos de ejemplo de la web son reales, de parejas reales como vosotros. Incluso, podríais utilizar esas fotos de preboda para hacer vuestras invitaciones originales de boda, como parte de la decoración de boda en esa preciosa hacienda para eventos que habéis elegido, o para usarlas como regalo original para los padrinos.

Y otro punto a destacar: formará parte de vuestro “patrimonio” de memorias, ya que normalmente las parejas no suelen tener un reportaje de fotos profesional de su noviazgo, y es simplemente maravilloso poder tener este recuerdo, y el día de mañana poderlo mostrar a las generaciones venideras 😀 . Os aseguramos que con el paso del tiempo, cobrará aún más importancia este reportaje, al volver a ojearlo pasados unos años de casados y volver a recordar cómo erais cuando aún erais novios.

Antes de que llegue el día pactado para el reportaje de preboda, os enviaremos una guía con recomendaciones para preparar vuestro vestuario (en fotografía siempre quedan bien ciertas cosas…. ¡Secreto de fotógrafo!), accesorios, atrezzo…. Por si os apetece hacer una preboda temática, llevar zapatos a juego, … Y, si no sabéis qué lugar elegir para hacerla, os daremos recomendaciones teniendo en cuenta vuestros gustos: preboda romántica en la naturaleza, una preboda moderna en la ciudad, una preboda íntima en vuestro propio hogar

Y, ¿qué haremos en el reportaje de preboda? ¡Pues, básicamente, conocernos mientras hacemos fotos!

En este día, y con los deberes hechos, ¡sólo quedará disfrutar! Os guiaremos al principio, con ciertas poses naturales (aunque nuestra fotografía no se basa en posados), os propondremos “juegos” para desinhibiros y os enseñaremos el resultado en la cámara (sin editar), para que veáis que todo va sobre ruedas.

Y con este pequeño “entrenamiento” iréis bien preparados para que el día de vuestra boda os sintáis tranquilos, y desde el primer minuto tengamos unas fotos naturales y disfrutéis de todos los momentos que ese día os depara, ¡y sabiendo que el reportaje irá sobre ruedas!

Un abrazo Bohèmios!

CLOSE MENU