Hoy vamos a dedicar nuestro post a una parte que consideramos muy importante para el reportaje de vuestro gran día: el reportaje de preboda.

Algunas parejas bohèmias se siguen asombrando de que afirmemos esto, pero cuando terminamos su explicación, más del 90% de ellas acaban entendiéndolo y finalmente se decantan por realizar este reportaje de fotos en pareja.

Como sabréis, los preparativos de la boda se suelen comenzar con bastante tiempo de antelación, a veces incluso años. Y es muy usual que una vez que se contraten los proveedores de la boda, no te vuelvas a reunir con ellos hasta poco antes del día señalado. Y con nosotros, los fotógrafos de bodas, incluso el mismo día.

Imaginaos la situación: una, dos o tres personas que prácticamente ni conoces y que la última vez que viste fue hace un año o más, haciéndote fotos en la intimidad de tu casa mientras te preparas para dar el sí quiero, con los nervios a flor de piel y las prisas del día. A esto se podría añadir que quizás seáis vergonzosos, que no os sintáis cómodos en general con las cámaras, que penséis “voy a salir fatal en las fotos, porque nunca salgo bien en ellas”, “no voy a salir tan bien en las fotos como la pareja que vi en la web del fotógrafo), o algo que solemos escuchar mucho “yo no soy fotogénico” … Y ya tenemos el cóctel perfecto para “sabotear” un poco el resultado final de vuestro reportaje de boda.

¡Pero tranquilos! ¡Que no cunda el pánico! Todo esto se puede evitar haciendo el reportaje de preboda, el cual se puede hacer en cualquier momento desde que formalizáis la reserva de vuestra fecha, hasta como máximo un mes antes del gran día. Damos este plazo tan amplio para que las parejas que viven fuera puedan organizar ese día, tanto para hacer su preboda en Sevilla, como para que nosotros nos desplacemos al lugar donde residen para hacer el reportaje allí (hacer la preboda en el extranjero es cada vez más usual, ya que muchos españoles emigraron, encontraron pareja y se asentaron fuera de nuestro país, y qué mejor recuerdo que inmortalizar toda esa aventura con un reportaje de preboda…. ¡O de postboda en el extranjero!). Y lo ideal sería, como dijimos antes, con un mes máximo antes del día de la boda, para que así tengamos tiempo para editarla y entregarla para que tengáis esas fotos antes de la boda y podáis comprobar por vosotros mismos que todo va a salir bien, y que todas esas fotos de ejemplo de la web son reales, de parejas reales como vosotros. Incluso, podríais utilizar esas fotos de preboda para hacer vuestras invitaciones originales de boda, como parte de la decoración de boda en esa preciosa hacienda para eventos que habéis elegido, o para usarlas como regalo original para los padrinos.

Y otro punto a destacar: formará parte de vuestro “patrimonio” de memorias, ya que normalmente las parejas no suelen tener un reportaje de fotos profesional de su noviazgo, y es simplemente maravilloso poder tener este recuerdo, y el día de mañana poderlo mostrar a las generaciones venideras 😀 . Os aseguramos que con el paso del tiempo, cobrará aún más importancia este reportaje, al volver a ojearlo pasados unos años de casados y volver a recordar cómo erais cuando aún erais novios.

Antes de que llegue el día pactado para el reportaje de preboda, os enviaremos una guía con recomendaciones para preparar vuestro vestuario (en fotografía siempre quedan bien ciertas cosas…. ¡Secreto de fotógrafo!), accesorios, atrezzo…. Por si os apetece hacer una preboda temática, llevar zapatos a juego, … Y, si no sabéis qué lugar elegir para hacerla, os daremos recomendaciones teniendo en cuenta vuestros gustos: preboda romántica en la naturaleza, una preboda moderna en la ciudad, una preboda íntima en vuestro propio hogar

Y, ¿qué haremos en el reportaje de preboda? ¡Pues, básicamente, conocernos mientras hacemos fotos!

En este día, y con los deberes hechos, ¡sólo quedará disfrutar! Os guiaremos al principio, con ciertas poses naturales (aunque nuestra fotografía no se basa en posados), os propondremos “juegos” para desinhibiros y os enseñaremos el resultado en la cámara (sin editar), para que veáis que todo va sobre ruedas.

Y con este pequeño “entrenamiento” iréis bien preparados para que el día de vuestra boda os sintáis tranquilos, y desde el primer minuto tengamos unas fotos naturales y disfrutéis de todos los momentos que ese día os depara, ¡y sabiendo que el reportaje irá sobre ruedas!

Un abrazo Bohèmios!

Commentarios:
Añade tu comentario...

diecisiete − siete =

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

CLOSE MENU